Buscador de Sentencias Urbanísticas

Tipo de resolución Sentencia
Número de resolución
Fecha de resolución 13/01/2000
Número de recurso 919/1996
Roj
Jurisdicción
Órgano jurisdiccional Audiencia Nacional
Sala jurisdiccional Sala de lo Contencioso-Administrativo
Sección
Partido judicial
Municipio Ayegui, Navarra, España
CCAA Navarra
Clase de suelo
Acto administrativo y/o disposición normativa Suspensión de obras
Fallo Estimación del recurso contencioso
Resumen material LICENCIAS MUNICIPALES: De obras: caducidad: procedimiento: doctrina jurisprudencial; improcedencia.SUELO Y ORDENACION URBANA-URBANISMO: Obras realizadas sin licencia o sin ajustarse a licencia: orden de suspensión y requerimiento de legalización: licencia otorgada: orden improcedente.
El Tribunal Administrativo de Navarra dictó Resolución, en 1-4-1996, desestimatoria del recurso de alzada interpuesto contra anterior Resolución de la Alcaldía del Ayuntamiento de Ayegui, de 6-9-1993, relativo a suspensión de obras, requerimiento de legalización e incoación de expediente sancionador.El TSJ estima el recurso contencioso-admninistrativo interpuesto y anula las resoluciones recurridas.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.-La representación procesal de la parte actora interpuso recurso contencioso-administrativo contra resolución expresada en el encabezamiento.
SEGUNDO.-Reclamado el expediente administrativo, de conformidad con el artículo 61 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa de 27 de diciembre de 1956 (RCL 19561890 y NDL 18435), y una vez que fue remitido éste, con lo que se tuvo por personada y parte a la Administración de los autos recurridos, se dio traslado a la parte recurrente para que formulara la demanda, lo que hizo en término legal, alegando, esencialmente la ilegalidad del acuerdo por el que se suspenden las obras de cierre del inmueble de su propiedad, por cuanto la suspensión acordada, al entender que la resolución municipal suspensiva, llevada a efecto por resolución municipal de 6 septiembre 1993, no se ajusta a Derecho, ya que existe licencia de vallado de fecha 13 octubre de 1984, cuya caducidad no había sido declarada por la Administración Municipal.
TERCERO.-La representación procesal de la parte demandada contestó a la demanda, alegando la legalidad del acuerdo recurrido, por los propios argumentos expresados por el Tribunal Administrativo de Navarra.
CUARTO.-Las partes solicitaron el recibimiento del juicio a prueba, habiéndose acordado de conformidad con lo solicitado, y practicado la que consta en las actuaciones.
QUINTO.-Se formuló por las partes el escrito de conclusiones prevenido en el artículo 78 de la LJCA.
Es ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. Felipe Fresneda Plaza.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Se plantea en el presente recurso jurisdiccional, la impugnación del acuerdo del Tribunal Administrativo de Navarra de fecha 1 de abril de 1996 por el que se desestimaba el recurso de alzada interpuesto frente a resolución de la Alcaldía del Ayuntamiento de Ayegui de fecha 6 de septiembre de 1993, relativo a suspensión de obras de finca, requerimiento de legalización de obras, e inicio de expediente sancionador.

Como hechos más relevantes para la resolución del presente procedimiento se ha de aludir a los siguientes:

1º. En fecha 13 de octubre de 1984 fue concedida por resolución del Ayuntamiento de Ayegui licencia de vallado para cierre de inmueble al actor, conforme al proyecto que a tal efecto se presentó por dicho actor.

2º. Estando las obras en curso de ejecución, se requirió al demandado por resolución de 8 de julio de 1986 para que ajustara las obras al plano que al efecto se aporta por entender que las referidas obras se ubicaban sobre terreno de propiedad municipal.

3º. El actor ejercitó las pertinentes acciones ante la jurisdicción ordinaria en orden a obtener la declaración de que el inmueble es de su propiedad, culminando el procedimiento con sentencia del Juzgado de Estella de 15 de octubre de 1991 por la que se declara el inmueble sobre el que se realizaba la obra propiedad del recurrente.

4º. Tras la expresada sentencia recayó acuerdo por el que el recurrente cedía un terreno triangular y el Ayuntamiento construía el muro que había sido paralizado por la resolución municipal citada anteriormente.

5º. El actor en espacio distinto al que había sido objeto del procedimiento civil antes expresado procedió al cierre del inmueble ajustándose a la licencia obtenida con anterioridad en el año 1984.

6º. Es la realización del expresado cierre el que da lugar a la resolución del Ayuntamiento de fecha 6 de septiembre de 1993, suspendiendo las obras de vallado por entender que las mismas no se ajustan a las ordenanzas municipales.

SEGUNDO.- Se contrae así el presente procedimiento a determinar si las obras realizadas y paralizadas por la resolución recurrida de fecha 6 de septiembre de 1993, se pueden realizar con base en la licencia concedida en fecha 1984. Entiende el recurrente que tal licencia es la de 13 octubre de 1984, cuya caducidad no había sido declarada formalmente, o si, por el contrario como entiende la resolución recurrida tal licencia debe entenderse extinguida por el no uso o realización de la actividad constructiva que dicha licencia amparaba.

Sobre el particular el Tribunal Supremo en sentencia de 24 de marzo de 1998 (RJ 19982470), que la caducidad de la licencia no opera por el simple transcurso del tiempo, requiriendo en todo caso una declaración formal de caducidad. En el mismo sentido la de 16 de abril de 1997 (RJ 19972782).

La caducidad de la licencia no opera nunca automáticamente, requiriéndose conforme al artículo 18.3 de la Ley Foral de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Ley 10/1994 ( RCL 19942526 y LNA 1994186), la previa audiencia al interesado, tal precepto dice así: 3. La caducidad de la licencia se declarará por la Administración competente para concederla, previa audiencia al interesado por período mínimo de quince días hábiles. La declaración determinará el archivo de las actuaciones y la extinción del derecho a edificar si se hubieran sobrepasado los plazos previstos.

En el presente caso, no se ha declarado formalmente la caducidad, por lo que no puede ampararse la suspensión de la obra en el contenido de las ordenanzas, de las que ni siquiera consta su fecha de aprobación, ni si ya regían al momento de otorgar la licencia inicial, en cuyo caso se debería proceder a la revisión de la resolución, por haberse vulnerado con su otorgamiento el ordenamiento urbanístico vigente, o en otro caso la modificación producida «ex post» no puede afectar a una resolución válidamente adoptada al momento de su otorgamiento.

Además, no ha de olvidarse que la paralización de las obras no es debida a la voluntad del titular de la licencia, sino a la de la Administración que procedió a suspender las obras, de forma que la conducta del particular se encuentra justificada y no tiene relevancia para que opere la caducidad.

Por todo ello procede la estimación de la demanda.

TERCERO.- En cuanto a las costas, no se aprecian los motivos del artículo 131.1 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa de 27 de diciembre de 1956 (RCL 19561890 y NDL 18435), aplicable al presente procedimiento conforme a la disposición transitoria 9ª de la Ley 29/1998, de 13 de julio (RCL 19981741), en orden a su imposición a alguna de las partes.

Vistos los preceptos jurídicos de pertinente aplicación, en nombre de SM el Rey y por la autoridad que nos confiere el Pueblo Español.
FALLAMOS
Que debemos estimar y estimamos el recurso interpuesto por la representación procesal de la parte actora, contra el acuerdo del Tribunal Administrativo de Navarra de fecha 1 de abril de 1996 por el que se desestimaba el recurso de alzada interpuesto frente a resolución de la Alcaldía del Ayuntamiento de Ayegui de fecha 6 de septiembre de 1993, relativo a suspensión de obras, por no ser ajustado a Derecho dicho acuerdo, todo ello sin imposición de costas a ninguna de las partes.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*