Prescripción de Delitos Urbanisticos

LOS DELITOS CONTRA LA ORDENACIÓN DEL TERRITORIO. TIPOS DELICTIVOS, PLAZO DE PRESCRIPCIÓN Y DIES A QUO.

Los delitos urbanísticos o, más concretamente, los delitos contra la Ordenación del territorio, se encuentran recogidos en nuestro Código Penal, dentro del Título XVI, con el título “De los delitos relativos a la ordenación del territorio y el urbanismo, la protección del patrimonio histórico y el medio ambiente”.

Y es que determinadas conductas podrán dar lugar a dos infracciones distintas reguladas en dos órdenes jurídicos distintos:

– el orden Administrativo y Contencioso-Administrativo.

– el orden penal.

Centrándonos ahora en el segundo, el Capítulo I del Código Penal recoge los tipos delictivos en los artículos 319 y 320 que pasamos a analizar.

Artículo 319.

“1. Se impondrán las penas de prisión de un año y seis meses a cuatro años, multa de doce a veinticuatro meses, salvo que el beneficio obtenido por el delito fuese superior a la cantidad resultante en cuyo caso la multa será del tanto al triplo del montante de dicho beneficio, e inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a cuatro años, a los promotores, constructores o técnicos directores que lleven a cabo obras de urbanización, construcción o edificación no autorizables en suelos destinados a viales, zonas verdes, bienes de dominio público o lugares que tengan legal o administrativamente reconocido su valor paisajístico, ecológico, artístico, histórico o cultural, o por los mismos motivos hayan sido considerados de especial protección.

2. Se impondrá la pena de prisión de uno a tres años, multa de doce a veinticuatro meses, salvo que el beneficio obtenido por el delito fuese superior a la cantidad resultante en cuyo caso la multa será del tanto al triplo del montante de dicho beneficio, e inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a cuatro años, a los promotores, constructores o técnicos directores que lleven a cabo obras de urbanización, construcción o edificación no autorizables en el suelo no urbanizable.

3. En cualquier caso, los jueces o tribunales, motivadamente, podrán ordenar, a cargo del autor del hecho, la demolición de la obra y la reposición a su estado originario de la realidad física alterada, sin perjuicio de las indemnizaciones debidas a terceros de buena fe, y valorando las circunstancias, y oída la Administración competente, condicionarán temporalmente la demolición a la constitución de garantías que aseguren el pago de aquéllas. En todo caso se dispondrá el decomiso de las ganancias provenientes del delito cualesquiera que sean las transformaciones que hubieren podido experimentar.

4. En los supuestos previstos en este artículo, cuando fuere responsable una persona jurídica de acuerdo con lo establecido en el artículo 31 bis de este Código se le impondrá la pena de multa de uno a tres años, salvo que el beneficio obtenido por el delito fuese superior a la cantidad resultante en cuyo caso la multa será del doble al cuádruple del montante de dicho beneficio.

Atendidas las reglas establecidas en el artículo 66 bis, los jueces y tribunales podrán asimismo imponer las penas recogidas en las letras b) a g) del apartado 7 del artículo 33”.

Artículo 320.

“1. La autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, haya informado favorablemente instrumentos de planeamiento, proyectos de urbanización, parcelación, reparcelación, construcción o edificación o la concesión de licencias contrarias a las normas de ordenación territorial o urbanística vigentes, o que con motivo de inspecciones haya silenciado la infracción de dichas normas o que haya omitido la realización de inspecciones de carácter obligatorio será castigado con la pena establecida en el artículo 404 de este Código y, además, con la de prisión de un año y seis meses a cuatro años y la de multa de doce a veinticuatro meses.

2. Con las mismas penas se castigará a la autoridad o funcionario público que por sí mismo o como miembro de un organismo colegiado haya resuelto o votado a favor de la aprobación de los instrumentos de planeamiento, los proyectos de urbanización, parcelación, reparcelación, construcción o edificación o la concesión de las licencias a que se refiere el apartado anterior, a sabiendas de su injusticia”.

Es decir, nuestro Código Penal distingue entre dos tipos delictivos:

1.- El delito urbanístico, esto es, la urbanización, construcción o edificación, no autorizable llevada a cabo sobre:

– Suelo especialmente protegido, (art. 319.1 CP).

– Suelo no urbanizable común (art. 319.2 CP).

2.- El delito de prevaricación urbanística, con tres manifestaciones:

– La prevaricación urbanística en los informes de expedientes urbanísticos, art. 320.1 CP.

– Omisión de la inspección art. 320.1 CP.

– La prevaricación urbanística en los actos administrativos de contenido urbanístico, art. 320.2 CP.

¿Cuándo prescriben estos delitos? Señala el artículo 131 del Código Penal:

“1. Los delitos prescriben:

– A los veinte años, cuando la pena máxima señalada al delito sea prisión de quince o más años.

– A los quince, cuando la pena máxima señalada por la ley sea inhabilitación por más de diez años, o prisión por más de diez y menos de quince años.

– A los diez, cuando la pena máxima señalada por la ley sea prisión o inhabilitación por más de cinco años y que no exceda de diez.

– A los cinco, los demás delitos, excepto los delitos leves y los delitos de injurias y calumnias, que prescriben al año.

2. Cuando la pena señalada por la ley fuere compuesta, se estará, para la aplicación de las reglas comprendidas en este artículo, a la que exija mayor tiempo para la prescripción.

3. Los delitos de lesa humanidad y de genocidio y los delitos contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado, salvo los castigados en el artículo 614, no prescribirán en ningún caso.

Tampoco prescribirán los delitos de terrorismo, si hubieren causado la muerte de una persona.

4. En los supuestos de concurso de infracciones o de infracciones conexas, el plazo de prescripción será el que corresponda al delito más grave”.

Por lo tanto, al no exceder la pena de los delitos comprendidos en los artículos 319 y 320 de los 3 años, el plazo de prescripción de los dos tipos delictivos analizados será de 5 años (tras la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, puesto que antes de ella el plazo de prescripción era de 3 años).

Por último, en cuanto al “dies a quo”, esto es, el día desde el que ha de computarse el plazo de prescripción, el mismo habrá de iniciarse desde el día en el que se haya cometido la infracción.

Así, en cuanto al delito de prevaricación, no presentará mayores dificultades determinar el día de elaboración de un informe o de adopción de un acuerdo.

Sin embargo, no resulta tan sencillo determinar el día en el que se ha cometido un delito urbanístico. Aclara esta cuestión, entre otras, la Sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia y Sentencias del Tribunal Supremo 1182/2006:

“En el delito al que se contraen las actuaciones, contra la ordenación del territorio en la modalidad de construcción de “edificación no autorizable en suelo no urbanizable”, el “dies a quo” o fecha de inicio del cómputo en orden a la prescripción, se cuenta a partir del último acto edificatorio (SSTS 1182/2006, 29-11 (Rec. 796/2006), ya que tal delito se conceptúa como permanente en la medida en que la conducta se compone de una sucesión de actos hasta terminar el acto edificatorio”.

Hay que destacar que, en el caso de no poderse demostrar la fecha exacta de una construcción, es decir, en caso de duda sobre los plazos de prescripción, la cuestión debe resolverse en la forma más favorable para el acusado.

Publicado en Delito urbanístico con las siguientes etiquetas: #delito #urbanistivo #tipos #ordenación #territorio
Clase de suelo:
Comunidad Autónoma:
Actos administrativos relacionados con la publicación:

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Tu privacidad es importante

Medición

La recogida de información sobre el uso de contenido por su parte y la combinación con información previamente recogida, usada para medir, entender e informar sobre su utilización del contenido. Esto no incluye la Personalización, la recogida de información sobre su uso de este servicio para personalizar posteriormente el contenido y/o la publicidad dirigida a usted en otros contextos, es decir, en otros servicios, como sitios web o aplicaciones, a lo largo del tiempo.

Personalización

La recogida y el tratamiento de información sobre su uso de este servicio para posteriormente personalizar la publicidad y/o el contenido dirigido a usted en otros contextos, como en otros sitios web o aplicaciones, a lo largo del tiempo. Normalmente, el contenido del sitio o la aplicación se usan para deducir sus intereses, que informan de selecciones futuras de publicidad y/o contenido.

Almacenamiento

El almacenamiento de información, o el acceso a información que ya está almacenada en su dispositivo, como identificadores de publicidad, identificadores de dispositivos, cookies y tecnologías similares.