Sentencia del Tribunal Supremo, (Sala de lo Contencioso Administrativo, Sec. 5ª) de 25 de octubre de 2012

La STS, Sec. 5ª, 25-10-2012 (Rc 2872/2010) en consonancia con la doctrina jurisprudencial que considera que la falta de publicación del planeamiento de cobertura determina la nulidad del planeamiento de desarrollo, como consecuencia de la aplicación del principio de jerarquía normativa, declara que la invalidez de un Plan Parcial aprobado antes de la publicación de la revisión de las Normas Subsidiarias que aquel desarrollaba no resulta enervada por el hecho de que la aprobación del Plan Parcial se condicionara “en cuanto a su eficacia jurídica” a la publicación y entrada en vigor de la citada revisión de las Normas Subsidiarias. La Sala realiza una interpretación cohonestada del artículo 44.1 del Reglamento de Planeamiento aprobado por Real Decreto 2159/1978, de 23 de junio, con el artículo 13.1 del Texto Refundido de la Ley del Suelo aprobado por Real Decreto 1346/1976, en cuya virtud, “Es cierto que el artículo 44.1 del Reglamento de Planeamiento aprobado por Real Decreto 2159/1978, de 23 de junio, dispone que “ No podrá aprobarse Planes Parciales sin que previa o simultáneamente, pero en expediente separado, se haya aprobado definitivamente el Plan General de Ordenación o las Normas Complementarias y Subsidiarias de Planeamiento, que en cada caso desarrollen”. Y los recurrentes ponen el acento en que el precepto exige la previa o simultánea aprobación del planeamiento general, no su publicación.

Ahora bien, este artículo 44.1 del Reglamento no es sino plasmación y desarrollo de lo dispuesto en el artículo 13.1 del Texto Refundido de la Ley del Suelo aprobado por Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, que establece el principio de jerarquía entre instrumentos de planeamiento, esto es, la subordinación del Plan Parcial al Plan General o a las Normas Complementarias y Subsidiarias de Planeamiento. Ninguno de esos dos preceptos que acabamos de mencionar se refiere a la publicación del contenido normativo de los planes; sencillamente, porque esa cuestión no es objeto de su atención. Como recuerda la sentencia de esta Sala de 14 de julio de 2010 (casación 3924/06 ), la exigencia de publicación se sustenta en el principio de publicidad de las normas ( artículos 9.3 de la Constitución, 2.1 del Código Civil y 52.1 de la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común ) y encuentra un anclaje normativo directo en el artículo 70.2 de la Ley de Bases de Régimen Local -tanto en la redacción originaria de la Ley 7/1985, de 2 de abril, como tras la reforma del precepto dada por la Ley 39/1994, de 30 de diciembre – siendo claro que tal exigencia de publicación en modo alguno puede entenderse desvirtuada por el precepto reglamentario que se invoca (en este sentido, sentencia del Tribunal Supremo de 7 de febrero de 2011 , casación 1/2007).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*